Hace más de dos décadas Pablo Falero comenzaba su campaña en la Argentina.

Cuando Pablo Falero desembarcó en un departamento de la localidad bonaerense de Martinez el lunes 23 de septiembre de 1991 llegó con las valijas llenas de ilusiones y ambiciones. Ese día marcaría el punto de partida a su travesía en la Argentina, acompañado de su señora, Patricia Yanet, y sus pequeñas hijas Vanessa Noemí y Paula Romina.

historia-pablo-falero

 

Con un gran número de estadísticas dentro del Turf, 11 Olimpia de Plata y 13 Carlos Pellegrini como mejor Jockey del año (trofeos exhibidos en nuestro salón), Pablo Gustavo Falero recuerda sus primeros contactos con los caballos en la estancia El Recreo, en Juan Gonzáles Uruguay, allá por su niñez.Pero fue recién a sus 14 años cuando se mudó al Hipódromo Real de San Carlos, en Colonia, cuando tuvo el primer contacto con los caballos de carrera. Su padrino lo anotó por primera vez en una carrera de Jockeys.

Con Aldorina,
ganando su primer clásico en Uruguay
.

 

historia-pablo-falero

 

“Me gustó tanto correr que me dediqué de lleno a montar los caballos a la mañana y a correr una vez por semana.”
 Pablo junto a su padre, en Palermo, tras un gran triunfo.

 

 

historia-pablo-falero

Al poco tiempo llegaron las primeras carreras en Moroñas, en el Hipódromo más importante de Uruguay donde comenzó a ganar seguido y le ofrecieron todas las montas de un stud.

En 1986 Falero se mudó a Montevideo y ganó la primera carrera oficial de allí y luego el Gran Premio José Pedro Ramirez, la carrera más importante del lugar.

 

historia-pablo-falero

 

 

“Fue muy duro hasta que se empezaron a ver los resultados. Por suerte estaban los amigos y la familia”

 

historia-pablo-falero

 

En 1991 a los 24 años viajó a Argentina donde estuvo un mes y medio sin ganar pero con el apoyo de su familia, los amigo y sus allegados se mantiene firme y gana el Gran Premio Carlos Pellegrini.

Así, Pablo Gustavo Falero comenzaba su destacada carrera en el Turf, con máximas alegrías y superando adversidades como aquel accidente de 1998.

El festejo junto a su hijo Pablo y su nieto Alejo.

 

historia-pablo-falero